Browse By

Cocker Americano

TALLA: Entre 34 y 40 cm.
Aunque el Cocker Americano sea, en origen, un perro de caza, en la actualidad podemos considerarlo al 100 % un perro de compañía. Son muy perros muy curiosos, cariñosos, dóciles, limpios y, aunque muy juguetones, tienen un comportamiento tranquilo dentro de casa. Son muy pacientes con los niños, a los que siempre persiguen para pedirles juego aunque esto les cueste algún tirón de orejas. Su pelo, eso si, requiere cepillados muy frecuentes.

ASPECTO GENERAL
Cocker Americano
El Cocker Americano es el más pequeño del grupo de perros de caza con escopeta. El cuerpo es robusto y compacto. La cabeza, de líneas puras, es finamente cincelada. El Cocker debe presentar un conjunto perfectamente equilibrado y una altura a la cruz ideal. De pie, se realza bien la zona del hombro. las patas delanteras están aplomadas y la línea de encima desciende ligeramente hacia los cuartos traseros fuertes y musculosos. El Cocker es un perro capaz de alcanzar una velocidad considerable y tener mucha resistencia. Por encima de todo, ha de tener soltura de movimientos, ser alegre, sólido, bien equilibrado en todas sus partes y mostrar un vivo interés por el trabajo. Es naturalmente equilibrado y nada temeroso.

CABEZA

Bien proporcionada, en armonía con el resto del cuerpo. El cráneo es redondeado pero sin exageración; ninguna tendencia a ser plano. Los arcos supraciliares están claramente dibujados y el stop es pronunciado. Las estructuras óseas debajo de los ojos están bien perfiladas y las mejillas no son salientes.
Hocico: ancho y alto; el labio superior tiene sustancia y desciende suficientemente hasta cubrir la mandíbula inferior; para que las proporciones sean correctas, es necesario que la distancia del stop a la extremidad de la trufa sea igual a la mitad de la distancia del stop al vértice de la cresta occipital.

Dientes: fuertes y sanos, no demasiado pequeños; articulados en tijera.

Trufa: de tamaño suficiente con respecto al hocico y a la caña nasal; los ollares están bien desarrollados, lo que es típico en un perro de caza; la trufa es negra en los Cockers de capa negra y capa negra y fuego; en los otros colores de capa, la trufa puede ser marrón, hígado o negra, siendo preferible la más oscura; el color de la trufa armoniza con el del contorno de los ojos.

Ojos: el globo ocular es redondo y llena bien la órbita; los ojos miran recto adelante; son ligeramente almendrados; no deben ser demasiado pequeños ni globulosos; el iris es de color marrón, lo más oscuro posible; la expresión refleja inteligencia, vivacidad, dulzura, imploración encantadora.

Orejas: pabellón fino, largo, en forma de lóbulos, bien provistos de flecos; la oreja no está implantada más arriba que el nivel de la parte inferior del ojo.

CUELLO Y HOMBROS

El cuello es suficientemente largo para que la nariz pueda tocar el suelo fácilmente. Es musculoso y exento de papada. La salida de articulación es fuerte, después el cuello se abomba ligeramente adelgazándose progresivamente hasta la unión con la cabeza. Los hombros, bien oblicuos, forman un ángulo con el brazo de unos 90º, lo que permite el libre juego de los cuartos delanteros que el perro lleva hacia adelante con mucha extensión. El hombro perfila claramente inclinado, sin que sobresalga. Está colocado de tal manera que la extremidad superior de la cruz presente una inclinación que permita que las costillas estén bien arqueadas.
CUERPO

Corto, compacto, bien soldado, dando impresión de la fuerza. La distancia de la parte superior de la cruz al suelo es un 15% (o aproximadamente 2 pulgadas, o sea 5,08 cm) superior a la distancia de la cruz al punto de arranque de la cola. La espalda es fuerte. Desciende suavemente y de forma regular desde la cruz al nacimiento de la cola que es acortada. Las caderas son anchas y los cuartos traseros son bien redondeados y musculosos. El pecho es alto; desciende por lo menos hasta el nivel de los codos; la región anterior del pecho es lo suficientemente ancha para albergar el corazón y los pulmones pero no hasta el punto de que dificulte el movimiento de las patas anteriores hacia adelante. Las costillas están bien descendidas y bien arqueadas. El Cocker Americano no debe dar nunca la impresión de ser largo ni de pata corta.

COLA

Cortada, está implantada y llevada en prolongación de la línea de la espalda o ligeramente más arriba. Nunca va levantada como la del Terrier ni baja hasta el punto de denotar temor. Cuando el perro está en acción. la cola debe agitarse.
PATAS

Las delanteras son paralelas, rectas, fuertemente construidas, musculosas y bien dispuestas contra el cuerpo, bajo los omoplatos. Vistas de perfil, las delanteras son verticales, el codo está situado a plomo del ángulo superior del omoplato. Las cañas metacarpianas son cortas y fuertes. Las patas posteriores son fuertemente construidas y musculosas, bien anguladas en la babilla. Los muslos potentes y claramente perfilados. La articulación de la babilla es sólida y, tanto en acción como de pie, no debe presentar ninguna longitud. Los corvejones son fuertes, bien descendidos, y vistos por detrás, las patas posteriores son paralelas, tanto en acción como en reposo.

PIES

Compactos, grandes, redondos y firmes. Presentan almohadillas duras, no se giran ni hacia afuera ni hacia adentro. Se autoriza la amputación de los espolones de las patas traseras y delanteras.

CAPA

En la cabeza, el pelo es corto y fino; en el cuerpo, es de un largo mediano con suficiente subpelo para asegurar la protección. Las orejas, el pecho, el abdomen y las patas tienen flecos pero sin exceso a fin de no ocultar las verdaderas líneas ni el movimiento del Cocker, ni perjudicar su aspecto o su función de perro de caza. la textura es muy importante. El pelo es sedoso, plano o ligeramente ondulado; su textura facilita el mantenimiento. El pelo demasiado abundante o rizado o algodonoso debe ser penalizado.

COLORES Y MARCAS

– Negros: capa unicolor negra así como capa negra con extremidad fuego; el negro debe ser azabache; los reflejos marrón o hígado en el lustre de la capa no son deseables; se admitirá un poco de blanco en el pecho o en la garganta; el blanco en cualquier otra región supone la descalificación.
– Cualquier otro color liso diferente del negro: cualquier otro color liso diferente del negro con o sin extremidades fuego; el color será de un tono uniforme y se admitirán flecos más claros; se admitirá un poco de blanco en el pecho y/o en la garganta; el blanco en cualquier otra región supondrá la descalificación.
– Pluricolores: dos colores bien definidos o más, bien repartidos, uno de los cuales deberá ser blanco, incluso en las capas con extremidades fuego; es preferible que las marcas fuego estén localizadas según el mismo patrón que en los negros y los de <<cualquier otro color liso diferente del negro>>; los ruanos se clasifican con los pluricolores y pueden presentar cualquiera de los patrones habituales del ruano; el color de fondo de la capa que cubre el 90% o más de la capa supondrá la descalificación.
– Marcas fuego: el color fuego puede ir del crema más claro al rojo más oscuro y no debe cubrir más del 10% de la capa; las manchas fuego que cubran más del 10% suponen la descalificación.
En los negros y <<cualquier otro color liso diferente del negro>> que lleven marcas fuego, éstas se localizarán según el siguiente esquema:
1) pequeña mancha redondeada, clara, encima de cada ojo;
2) marca a los lados del hocico y en las mejillas;
3) en la cara interna de las orejas;
4) en los cuatro pies o en las cuatro patas;
5) debajo d la cola;
6) en el pecho, presencia o ausencia no penalizadas. las marcas fuego que no son claramente visibles o que se reducen a trazas serán penalizadas.

Las marcas fuego en el hocico que se extienden hacia arriba, por encima y que se unen, también serán penalizadas. En los ejemplares que lleven marcas fuego en las variedades << negros>> y <<cualquier otro color liso diferente del negro>>, a falta de marcas fuego en cad una de las localizaciones especificadas supondrá la descalificación.

MOVIMIENTO

El Cocker Americano, a pesar de ser el más pequeño del grupo de los perros de caza con escopeta, tiene el típico aspecto del perro de caza. El equilibrio entre los cuartos delanteros y los cuartos traseros es la condición indispensable de un buen movimiento. El perro toma impulso gracias a sus cuartos traseros vigorosos y potentes, y la construcción correcta de sus hombros y patas delanteras ha ce pueda mover la pata hacia adelante sin ningún impedimento en un paso amplio para responder a la impulsión de detrás. Ante todo, sus movimientos son coordinados, regulares y fáciles. En acción, el perro debe cubrir terreno, y no hay que confundir el perro que se mueve mucho con el perro de paso correcto.
TAMAÑO

La altura a la cruz ideal es de 15 pulgadas (38,10 cm) en el macho adulto y de 14 pulgadas (35,56 cm) en la hembra adulta. El tamaño puede variar en media pulgada (1,25 cm) por encima o por debajo.

(Según el estándar nº 167b de la FCI de 1 de enero de 1982)

Deja un comentario