TALLA: Mínimo 72 cm en hembras (80 en machos)
Son tranquilos, muy seguros de si mismos y tienen gran apego por sus dueños. Mantienen mucho tiempo el carácter de cachorro. Son muy pacientes, cariñosos y protectores con los niños. Cariñosos y juguetones son muy apreciados tanto para guarda como para perro de compañía.

ASPECTO GENERAL Y CARÁCTER

En un conjunto lleno de nobleza, el Dogo alemán reúne dignidad, fuerza y elegancia en su construcción de gran formato, robusta y armoniosa. Es el apolo de los perros y llama la atención por su cabeza particularmente expresiva. Mantiene la calma en las situaciones más críticas y parece como una noble estatua. Los ejemplares nerviosos y miedosos que se expongan se calificarán de <<defectuosos>>, con independencia del aspecto físico que tengan. El Dogo alemán es naturalmente bueno, afectuoso, apegado a los miembros de la familia y sobre todo a los niños, pero es distante y desconfiado con los extraños.

CABEZA

Alargada, estrecha, de líneas precisas, muy expresiva, perfilada con finura (sobre todo bajo los ojos) con un stop muy claramente recogido hacia arriba respecto de la caña nasal; frente y caña nasal deben estar situados en dos planos paralelos. De frente, la cabeza debe verse estrecha (comprimida lateralmente) y la caña nasal tan ancha como sea posible. Las mejillas (maseteros) sólo pueden estar ligeramente indicadas, y nunca deben resaltar. Con labios grandes, el hocico debe terminar en un plano (perfil) lo más vertical posible. La comisura de los labios está muy desarrollada. No puede haber prognatismo inferior ni superior. El hocico (desde la trufa al stop) debe tener, preferentemente, la misma longitud que el cráneo (desde el stop a la protuberancia occipital poco desarrollada). Tanto de frente como de perfil, la cabeza debe aparecer angulosa con el contorno bien delimitado por líneas precisas, y, por sus dimensiones, corresponder en todo al conjunto del perro.

Ojos (en todas las variedades de capa): de tamaño mediano, redondos, lo más oscuros posible, de mirada inteligente, llenos de vida; párpados firmes en contacto con el globo; cejas bien desarrolladas.

Orejas: implantadas atas, no demasiado separadas un de otra, cortadas en una buena longitud y en punta, pero siempre en relación armoniosa con la forma de la cabeza y levantadas firmemente en vertical de forma simétrica. Los ejemplares cuyas dos orejas no respondan a estas disposiciones tendrán una calificación reducida en consecuencia. Los ejemplares de orejas caídas o cortadas demasiado no podrán obtener el calificativo <<excelente>>. No podrán tener premio si no están cortadas.

Trufa: debe ser voluminosa; siempre negra en los atigrados y los unicolor (para los arlequinados véase la rúbrica color); la trufa partida excluye de los premios.

Dentadura: dientes grandes, robustos, blancos, bien ajustados; la dentadura es correcta cuando los incisivos superiores están en estrecho contacto con los de la mandíbula inferior como las hojas de un par de tijeras (encaje “en tijera”); cualquier otra disposición es un defecto a penalizar; en el examen y descripción de las relaciones entre las dos mandíbulas, se tomará como referencia la posición de la mandíbula inferior, la que es móvil.

CUELLO

Implantado alto (bien salido); largo, seco, de musculatura bien visible, sin laxitud exagerada de la piel del cuello y, sobre todo, sin papada; dibuja una bonita curva afinándose ligeramente desde el implante hasta la cabeza con una nuca bien formada.
HOMBRO

El homoplato debe ser largo y oblicuo, formando con el brazo (articulación escapulo-humeral) un ángulo lo más parecido posible o un ángulo recto de manera que permita una buena soltura de movimientos.

PECHO

De una buena anchura, con las costillas bien arqueadas; su parte delantera profunda desciende a la altura de los codos.

TRONCO

Cruz: constituye la parte más alta de una espalda robusta, corta, firmemente apoyada, que desciende ligeramente hacia atrás en línea prácticamente recta; por la relación entre longitud y anchura el cuerpo debe parecer lo más cuadrado posible; en las perras se acepta una espalda algo más larga.

Lomo: ligeramente abombado, robusto.

Grupa: llena, ligeramente oblicua, uniéndose a la raíz de la cola sin transición visible.

Vientre: bien recogido hacia atrás, describiendo una bonita curva que prolonga la línea inferior del pecho.

COLA

De longitud mediana, no sobrepasando el corvejón, implantada alta, ancha en la raíz y afinándose después progresivamente; en reposo, cae recta pero cuando el perro se excita o corre, se curva ligeramente en “sable” pero o debe sobrepasar demasiado por encima de la espalda.

CUARTOS DELANTEROS

El brazo debe ser robusto y musculoso. El codo debe estar situado en el mismo plano que el hombro y no puede girarse hacia fuera ni hacia dentro. El brazuelo robusto desciende desde el codo hasta la muñeca en aplomos rectilíneos perfectos tanto de frente como de perfil. De frente, el metacarpo desciende aplomado hasta el pie; de perfil es ligeramente oblicuo hacia delante.

CUARTOS TRASEROS

Muslo ancho y musculoso. Pierna larga y robusta. La buena angulación deseable de los cuartos traseros se obtiene cuando las articulaciones coxo-femoral (cadera, muslo, pelvis), fémuro-tibial (rodilla) y tibio-tarsiana (“corvejón”) no forman ángulos demasiado abiertos (obtusos). Vistos por detrás, los corvejones están en aplomo perfecto ni hacia dentro ni hacia fuera.

PIES

Redondos, ni hacia fuera ni hacia dentro; dedos cortos, bien arqueados y apretados (pies de gato); uñas cortas, robustas y lo más oscuras posible.

ANDADURA

Flexible, sin exceso de elasticidad, con un buen paso.
PELO

Muy corto y apretado, completamente aplastado, lustroso.

COLOR

a) Dogos atigrados: color de fondo que va desde el amarillo oro claro al amarillo oro intenso, siempre atigrado con estrías transversales negras muy precisas; la capa es tanto más vistosa cuanto más brillo tenga el fondo y más aparentes sean las estrías; son indeseables las pequeñas manchas blancas en el pecho y en los dedos así como los ojos y las uñas claras.

b) Dogos leonados: capa que va desde el amarillo oro claro al amarillo oro intenso; es deseable una máscara negra así como uñas negras; se debe preferir siempre el color amarillo oro.

c) Dogos azules: capa azul acero lo más pura posible sin tonos leonados o negros; se admiten los ojos más claros así como marcas blancas.

d) Dogos negros: color de laca negra, lustrosa; ojos oscuros.

e) Dogos arlequinados: color de fondo blanco puro a ser posible sin ninguna pinta, con manchas negras de laca, de dimensiones variadas, de forma irregular, bien distribuidas por la superficie de todo el cuerpo (aunque no es deseable, se admite la presencia de algunas pequeñas manchas grises o parduscas); los ojos deben ser oscuros aunque se permiten los ojos claros o de dos tonos (aunque se permiten los ojos claros o de dos tonos (aunque no son deseables) trufa negra, pero se admiten las trufas despigmentadas de color carne o moteadas de negro; los dogos con grandes placas negras sobre fondo blanco se juzgan con los negros, como se hace con los Dogos de manto de color negro que cubre todo el cuerpo como un manto, salvo el cuello, las patas y la punta de la cola, que son blancos.

TAMAÑO

El macho debe medir por lo menos 800 cm de altura a la cruz, y la perra, 72 cm. Es deseable que sobrepasen esas medidas.

(Según el estándar nº 235a de la FCI de 1983).