Browse By

Dogo de Burdeos

TALLA: Entre 58 y 68 cm.
Perro con mucho caracter, fuerza e inteligencia. Son buenos guardianes y buenos compañeros. Son fieles pero no se someten. Son tranquilos y tienen necesidad de ejercicio moderada. Muy seguros de si mismos. Son muy pacientes y protectores con los niños.

ASPECTO GENERAL
Dogo de Burdeos El Dogo de Burdeos es un coloso poderosamente construido, de cuerpo muy musculoso pero conservando un conjunto armonioso. Es de construcción más bien baja, es decir, que la distancia esternón-suelo es como máximo igual a la altura del pecho. Tiene aspecto de un temible atleta compacto, musculoso imponente y noble. Antiguo perro de combate, está dotado para la guarda que hace con vigilancia y mucho valor pero sin agresividad. Quiere mucho a su dueño y es muy afectuoso con los niños.

CABEZA

Muy voluminosa, angulosa, ancha, bastante corta, trapezoide vista de frente. En el macho, el perímetro del cráneo medido a la altura del lado más ancho corresponde a la altura a la cruz. En la hembra puede ser ligeramente inferior. El volumen del creo y su forma son consecuencia del muy importante desarrollo de los temporales, los arcos supraciliares, los arcos zigomáticos y la separación de las piezas de la mandíbula inferior. La región superior del cráneo es ligeramente convexa de un lado a otro. La cabeza está surcada de arrugas simétricas a cada lado del surco mediano. Esas arrugas profundas y atormentadas son móviles según el perro esté o no atento.

Hocico: potente, ancho, grueso, bastante corto; el perfil superior es ligeramente cóncavo y los pliegues están sobriamente marcados; su anchura disminuye apenas hasta el final de modo que, visto por arriba, el hocico tiene la forma genérica de un cuadrado.

Trufa: ancha, con ollares muy abiertos, bien pigmentada de negro o marrón según la máscara.

Mandíbulas: muy potentes, anchas; el perro es prognato; el maxilar inferior debe hacer un saliente de 0,5 cm por lo menos o 2 cm como máximo. Los incisivos o caninos deben ser visibles cuando la boca está cerrada.

Dientes: muy fuertes, caninos fuertes, caninos inferiores separados y ligeramente curvados; incisivos bien alineados sobre todo sobre la mandíbula inferior donde forman una línea aparentemente recta.

Labios: gruesos, moderadamente caídos, retráctiles; se rodean en torno del maxilar inferior.

Mejillas: saltonas.

Ojos: ovales, ampliamente separados; mirada franca; color avellana a castaño oscuro en el perro de máscara negra; se tolera pero no se busca el color menos oscuro en los ejemplares de máscara roja.

Orejas: relativamente pequeñas, de color un poco más oscuro que la capa; en la implantación, la base anterior es un poco levantada pero deben caer sin debilidad junto a las mejillas; la punta inferior es un poco levantada pero deben caer sin debilidad junto a las mejillas; la punta inferior es un poco redondeada; apenas debe sobrepasar el ojo. Están implantadas bastante arriba, a la altura de la línea superior del cráneo cuya anchura parece que los alarguen.

CUELLO

Muy fuerte, musculoso, casi cilíndrico. Cuello enorme, de piel ancha, suelta y flexible. La papada, bien marcada, comienza a la altura de la garganta formando pliegues hasta el pecho.

CUERPO

Pecho: potente, profundo, ancho, descendiendo más bajo que el tórax potente; costillas esternales abombadas; las demás costillas son bien arqueadas y descendidas; la circunferencia del pecho debe tener de 25 a 30 cm más que la altura a la cruz.

Hombros: potentes, de músculos salientes.

Línea de arriba: recta, espalda ancha bastante corto y sólido; grupa moderadamente oblicua.

Línea de debajo: ceñida, vientre recogido y firme.

Cola: muy gruesa en la base; su punta no sobrepasa el corvejón; caída en reposo, se levanta cuando el perro está en acción.

CUARTOS DELANTEROS

Osamenta fuerte. Patas muy musculosas. Codos ni demasiado hacia adentro ni demasiado hacia afuera. Antebrazos rectos o poco inclinados de fuera a dentro de manera que se acerquen ligeramente al plano mediano, sobre todos los perros de pecho muy ancho. Los pies son fuertes, apretados; las uñas son curvas y fuertes, preferentemente bien pigmentadas. Las almohadillas están bien desarrolladas y son flexibles.

CUARTOS TRASEROS

Muslos muy desarrollados y gruesos con músculos visibles. Pierna relativamente corta, musculosa, descendiendo bajo. Corvejón corto, nervudo. Ángulo del corvejón moderadamente abierto. Vistas por detrás, las patas traseras son bien paralelas y dan impresión de potencia aunque los cuartos traseros sean menos anchos que los cuartos delanteros.

CAPA

Unicolor, caoba o en la gama de los tonos leonados. Se busca una buena pigmentación. Las manchas blancas poco extensas se admiten en el pecho y los pies. El pelo es fino, corto y suave al tacto. Además, el Dogo de Burdeos debe tener una máscara bien acentuada roja p negra.

PESO

50 kg por lo menos en el macho, 45 kg por lo menos en la hembra.

ALTURA A LA CRUZ

Debe corresponder aproximadamente al diámetro de la cabeza. Machos: de 60 a 68 cm; hembras: de 58 a 66 cm. El diámetro de la cabeza se mide delante de las orejas por el lado más ancho con la cabeza horizontal sin tomar los pliegues del cuello.
(Según el estándar nº 116b de la FCI de 7 de junio de 1971)
PUNTOS DE NO CONFIRMACIÓN

– Perro que carezca de tipo en la cabeza: cabeza larga y estrecha, con stop poco acusado, caña nasal descendente o paralela al perfil del cráneo.
– No prognato: los incisivos inferiores deben sobresalir por delante de los incisivos superiores de manera que la distancia entre la cara externa de los incisivos superiores y la cara interna de los incisivos inferiores sea por lo menos igual a 2 milímetros.
– Cañas metacarpianas completamente aplastadas o desviadas hasta el punto de deformar la pata que parece torcida.
– Cola enroscada y desviada a la vez. Cola rota.
– Ojos de distinto color (heterocromos).
– Manchas blancas o de color en la cabeza (cráneo y cara) o en el cuerpo. El blanco en el pecho y en la extremidad de las patas está previsto por el estándar. No debe llegar más arriba de la articulación del carpo o del tarso.
(Según los criterios aprobados por la Comisión zootécnica el 23 de enero de 1980)

Deja un comentario